A día de hoy tenemos un estilo de vida cada vez más frenético. Tenemos mil trabajos, un montón de actividades, los hijos, sus hobbies, la abuela, la casa, el coche, solemos tener hábitos alimenticios muy perjudiciales… hay tantas cosas a las que prestar atención que muchas veces descuidamos nuestro sueño. Así que no es de extrañar que su calidad empeore poco a poco sin que nos demos cuenta.

A continuación, vamos a contarte una serie de sencillos trucos para que comiences a mejorar la calidad de tu sueño de forma fácil y rápida.

Practica ejercicio

No es necesario que vayas al gimnasio todos los días, ni que contrates ningún tipo de actividades. Con que camines una hora diaria es más que suficiente para gastar la energía que vas acumulando a lo largo del día y te sientas a gusto por la noche. Es importante que adquieras una rutina, que puede ser por la mañana o a media tarde. Tampoco debes realizar el deporte antes de irte a dormir, es mejor unas horas antes para que el cuerpo se vaya relajando paulatinamente.

Cena temprano y poco

Una mala costumbre es la de cenar un plato copioso como si fuera el mediodía. Debemos ser conscientes que vamos a dormir, que no necesitamos una comida fuerte para ir a descansar. Así que es conveniente que ingieras algo ligero 3 horas antes de acostarte. ¿Por qué tan temprano?

Porque si lo haces más tarde tu estómago puede estar dando vueltas de forma constante y no dejarte dormir. Sentirás una gran pesadez y en algunos casos puede provocar acidez. Por eso es tan importante que tengas en cuenta los consejos que te damos en todos los artículos.

¿Qué alimentos puedes comer? Aquellos bajos en grasas e hidratos de carbono. Por ejemplo, verdura o pescado. No debes ingerir carne, ni productos fritos o azúcares como bollería. Es fundamental tener en cuenta estos aspectos para vivir de forma saludable.

Cumple una rutina diaria

Establece una rutina diaria con una serie de horarios. Deberás seguirla y mantenerla todos los días para que tu cuerpo y tu mente se acostumbren a ella y sean capaces de llevarla a cabo. Es cierto que llevará su tiempo, pero cuando lleves un mes automáticamente ya sentirás hambre a la hora establecida, tu cuerpo te pedirá deporte cuando sueles hacerlo y también ir a dormir cuando llegue la hora marcada.

Tener una rutina es imprescindible para llevar un estilo de vida saludable. Cuando te vayas de vacaciones trata de mantenerla, puedes ser más flexible, pero debes ser constante en todo momento.

No ingerir cafeína ni alcohol

Ambos productos pueden alterar tu descanso y perjudicar la calidad de tu sueño. Por lo tanto, mantenlos al margen las horas previas a dormir. La cafeína estimula el cuerpo incluso en aquellas personas que consideran que ya no les hace efecto y, el alcohol empora la calidad del sueño.

Utiliza la habitación solo para dormir

Otro dato a tener en cuenta: es recomendable que solo utilices la habitación para dormir. De esta forma tu mente asociará ese espacio para el descanso y la relajación, siendo más fácil conciliar el sueño. Si también trabajas o realizas ejercicio en ese lugar, puede que tu descanso se vea perjudicado. Cambia unos días el hábito que has establecido y prueba a ver cómo es el resultado.

En este artículo has podido leer cinco prácticas simples que mejoran la calidad del sueño. Estas son las más efectivas y recomendadas por los expertos en cuidado del sueño y la mente. Por eso mismo, nosotros las hemos recopilado para que aprendas de forma saludable a cuidar tu cuerpo.

Compartir
Psicóloga y coach educativa, apasionada por la salud y el bienestar. Le encanta el pilates, la buena comida vegetarina y disfrutar del aire libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here